Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

El Ayuntamiento de Riba-roja acondiciona 11.800 m2 de terreno municipal para perros

Las seis zonas de esparcimiento canino están dotadas de bancos, fuentes, papeleras y árboles para el sombraje

'PARQUES Y JARDINES' 16 de septiembre de 2019

El Ayuntamiento de Riba-roja ha habilitado seis áreas municipales destinadas al esparcimiento de los perros en diversas zonas del casco urbano y en las principales urbanizaciones y áreas residenciales de la localidad. Concretamente estos espacios están situados en Residencial Reva, Urbanización Santa Mónica –zona dotacional-, Urbanización Masía de Traver -acceso desde la calle Lozoya- y Urbanización Montealcedo, entre las calles Maestro Serrano y José Iturbi. y en el casco urbano, en la Mallà, junto al complejo deportivo y Barranc dels Moros.

Los espacios habilitados cuenta con todas los requisitos urbanísticos y sanitarios necesarios para su puesta en marcha, como zona arbolada en cuatro de ellos, bancos de granito, papeleras, fuentes de doble tamaño para perros y personas y carteles informativos sobre el uso y las normas de las zonas de esparcimiento canino.

En estas zonas, los propietarios pueden llevar a sus perros sueltos, facilitándoles su desarrollo y socialización con sus iguales.

“Además de crear nuevos espacios destinados a las mascotas, pretendemos mejorar los existentes y apoyar con campañas de concienciación a los propietarios, ante la necesidad de hacer uso de estos espacios públicos para reducir el impacto de los excrementos en la vía pública”, asegura el concejal de Servicios Públicos y Parques, Rafa Gómez

Actualmente, de las zonas proyectadas, la situada en la urbanización Santa Mónica se encuentra en construcción. Este espacio estará dotado además de con los elementos reseñados, con mobiliario de agility, que permite a los perros practicar ejercicio, al mismo tiempo que se incrementa la buena relación y el vinculo afectivo entre perro y propietario.

El Ayuntamiento de Riba-roja espera en breve completar las 12 zonas de esparcimiento canino previstas. Para ello habilitará nuevos espacios públicos en el casco urbano, donde actualmente existe mayor problema de orines y excrementos en vía pública. Hasta la fecha, se han realizado diversas acciones para intensificar la limpieza y desinfección de las zonas más transitadas por los perros, tanto en casco urbano como en las urbanizaciones del término municipal, a través de la patrulla de limpieza canina.

Además se han repartido botellitas para la limpieza del ‘pipi’ de los perros en diversas ferias y eventos. Estas botellitas, vacías, deberán llenarse por parte de los propietarios con agua y un poco de vinagre, para evitar los olores en las calles y plazas.

Acciones como ésta evitarían sanciones innecesarias. Recordemos que según la Ordenanza  de Limpieza Viaria, el artículo 27 recoge como infracción leve la no retirada en las zonas públicas de los excrementos de animales y el artículo 28, viene establecida la multa de hasta 90€ por incumplimiento.