Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

El Ayuntamiento de Riba-roja realiza la primera de las asambleas informativas con los usuarios de La Mallà

El consistorio se compromete a disponer de un servicio profesional de mantenimiento para la instalación en la que ya han invertido 250.000 euros desde 2015.

'INFRAESTRUCTURAS Y DEPORTES' 22 de octubre de 2018

Responsables políticos y técnicos de La Mallà se han reunido esta mañana con usuarios del complejo deportivo con objeto de dar respuesta a las críticas vertidas durante los últimos días a través de las redes sociales y que hacían referencia al estado del material de algunas salas.

A la reunión han asistido el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, las concejalas de Deportes y Urbanismo, Lola Verdeguer y Teresa Pozuelo, respectivamente y el responsable técnico de la instalación deportiva que han escuchado las quejas vertidas por los usuarios y se han comprometido a subsanar de inmediato algunas de las deficiencias. Asimismo han anunciado que antes de final de año una empresa especializada se encargará del mantenimiento integral de la instalación.

Durante el encuentro, los responsables políticos han informado de la situación estructural en la que se encontraba La Mallà en 2015. El Ayuntamiento ha tenido que invertir hasta la fecha 250.000 euros para el acondicionamiento de la piscina cubierta de la Mallà, tras la diagnosis realizada por una empresa externa que detectó múltiples desperfectos, roturas y deficiencias en las instalaciones públicas inauguradas en enero de 2013. Hasta un total de 39 fallos y deficiencias, tanto en la estructura del edificio como en los aparatos y material técnico fueron descubiertos.

Algunas las inversiones realizadas en el último año han sido la compra de dos calderas, un acumulador de agua y una deshumectadora, así como el cambio de pavimento de algunas zonas deterioradas, como la renovación del suelo vinílico de la sala de spinning, el cambio del revestimiento de la pared de la piscina, la reparación de la zona de duchas de los vestuarios o actuaciones de pintura en hall y salas de actividades.

La concejal de Urbanismo, Teresa Pozuelo ha informado de las nuevas inversiones previstas como el acondicionamiento de la zona de los padres y un acceso directo desde las instalaciones con un coste de 150.000 euros o los cambios en los vestuarios para mejorar el servicio y ofrecer cabinas individuales de duchas por un valor de 200.000 euros, entre otras acciones.

La construcción del Complejo Deportivo de La Mallà supuso un sobrecoste del 71% al pasar de los 3’5 millones de euros presupuestados inicialmente a los 6 millones del final. Además, sufrieron un retraso considerable ya que debían estar plenamente operativas en el año 2007 pero se demoraron hasta 2013, con un retraso de casi 6 años.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga ha lamentado la situación a la que se ha visto obligado el gobierno a hacer frente pero ha matizado ‘seguiremos trabajando por mejorar esta instalación deportiva que es utilizada por más de 3.000 usuarios’.

La próxima asamblea se realizará este miércoles 24 de octubre a las 17:30 horas en las instalaciones de la Mallà.