Menu Screen Reader

Menu Utilidades

Elegir Idioma

  • Imprimir
  • Contactar

Buscador

8

ORIENTACIÓN AL USUARIO

Está usted en:
  • Imprimir

Riba-roja extrae 43.200 toneladas de tierra para unir el Barranc dels Moros con el parque fluvial del Túria

La eliminación del terraplén consigue terminar unir las dos zonas del casco urbano separadas durante 130 años.

'URBANISMO' 8 de mayo de 2019

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha terminado la primera fase de las obras de eliminación del talud existente en el centro de salud de la localidad y que permitirá erradicar un aislamiento de más de 130 años entre dos zonas del casco urbano. De esta forma, el Barranc dels Moros estará comunicado con el parque fluvial del Túria mediante un corredor verde.

Más de 43.200 toneladas de tierra extraídas del talud en este primer mes de obras han hecho posible volver a comunicar ambas partes del conocido terraplén que históricamente ha dividido el casco urbano durante más de un siglo por el paso de la vía del tren de cercanías en la parte superior del mismo. Un total de 1.800 camiones se han encargado de trasladar la tierra extraída del terraplén para hacer realidad una de las reivindicaciones históricas de los ciudadanos.   

El consistorio de Riba-roja ha abierto ya al tráfico y a los peatones el paso habilitado tras la eliminación del talud en el tramo comprendido entre las calles Colón y Jorge Martínez Aspar. De esta forma y tras más de un siglo de historia, ambas partes del antiguo terraplén han sido nuevamente comunicadas al tiempo, se mejora la accesibilidad y se amplía de forma notable el aparcamiento anexo con más de 100 plazas de capacidad para los usuarios del edificio sanitario.

En los próximos días está previsto que comiencen los trabajos de instalación de la pasarela de acceso a la estación del metro de Riba-roja que permitirá a los usuarios del mismo realizar sus traslados con absoluta seguridad. Se trata de una de las demandas que históricamente habían reclamado con insistencia diversos colectivos sociales de la localidad en aras a una mejora de las infraestructuras.

El núcleo de este ambicioso proyecto arrancó a principios del pasado año cuando el Ayuntamiento de Riba-roja adquirió por un montante global de 780.000 euros los terrenos que impedían acometer las obras de unión del Barranc dels Moros, el casco urbano y, finalmente, su acceso directo al parque fluvial del Túria.   

Históricamente, la existencia del terraplén coartaba cualquier intento por vertebrar el casco urbano en su globalidad y convertía en un auténtico embudo la zona, especialmente el área del propio ambulatorio, enclavado en la parte inferior y con graves problemas de acceso y falta de plazas para aparcar los vehículos de los usuarios de este centro médico. En total, la superficie sobre la que se ha actuado ocupa una extensión de más de 13.600 metros cuadrados mediante un convenio de expropiación entre al consistorio y los propietarios de los terrenos.

Con la puesta en marcha del plan se termina con el aislamiento histórico al dar continuidad al cauce del barranco, la regeneración de toda la zona y se acondiciona como futura área verde para que la puedan disfrutar los vecinos. Bajo el proyecto denominado "Porta del Barranc", el Ayuntamiento de Riba-roja abrió un proceso de participación ciudadana en el que los vecinos pudieron elegir entre las dos iniciativas presentadas, "Riu Túria Riu" y "Porta del Túria" que finalmente resultó la vencedora en el proceso.  

El proyecto elegido contempla importantes mejoras del entorno, con medidas medioambientales, con la plantación de especies autóctonas, una correcta evacuación y drenaje de las aguas pluviales, el diseño de recorridos peatonales y ciclistas en el interior del barranco, de carácter transversal y longitudinal para aprovechar mejor los espacios así como áreas verdes y un parque de importantes dimensiones en su interior. Además, está prevista la ubicación de un área de cafetería, aparcamientos para más de 100 vehículos y un centro de estudios del río Túria.